El ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile llegó ayer a la ciudad de Río Cuarto y dialogó con Agroargentina sobre las políticas que se están implementando para el sector agrícola-ganadero.

Durante el recorrido que está realizando por diferentes localidades de Córdoba, Buryaile dijo que visitó el sur de la provincia, donde habló con productores y estableció líneas de acción con respecto a los problemas hídricos que afectan gravemente la zona: “es un problema que tiene múltiples causas y nosotros vamos a atacar una de ellas: la infraestructura. Lo vamos a hacer gradualmente, pero con la celeridad que requiere la ocasión”. El ministro también habló sobre la producción lechera y su relación con las inundaciones: “la situación es distinta porque ha aflojado el agua, lo cual fue un gran causante de la crisis lechera”.
Con respecto a la situación que atraviesa el sector tambero Bruyaile afirmó: “es bastante distinta la situación del año pasado a este. En 2016 un productor tenía que vender un litro y medio de leche para comprar un kilo de maíz, y hoy con un litro de leche se compra casi tres kilos de maíz”. En cuanto a las políticas que se están implementando dijo: “estamos avanzando con el Banco Nación en una política de financiamiento a los productores”.
Por otro lado, siguiendo con el tema de la ganadería, el titular de la cartera agroindustrial habló sobre la importación de carne porcina y vacuna. Como respuesta a las críticas y resistencias a la importación de esos productos, expresó: “¡a mí me encantaría hacer negocios con otros países en donde se pudiera vender todo y no comprar nada! pero, en el mundo, las relaciones comerciales son bidireccionales”, y aclaró: “nosotros vendemos 40 mil millones de dólares en materia de agroindustria y compramos 2 mil millones de dólares. Hay que meternos en la cabeza que si Argentina quiere vender al mundo, hay que comprar también. No se puede propiciar una economía cerrada”.
Específicamente sobre la importación de carne de cerdo explicó: “no debería afectar a los productores ganaderos porque Argentina produce 600 mil toneladas de cerdo anuales y estamos hablando de una importación de 40 o 45 mil toneladas”.

 

Reforma impositiva

Buryaile habló sobre la carga impositiva que tiene el sector y afirmó: “nosotros vamos a tratar de que los costos dados por los impuestos tenga menos incidencia en las economías regionales de mano de obra intensiva, que el IVA tenga la neutralidad que hace falta para que no sea un impuesto distorsivo y, además, intentaremos atenuar el impacto inflacionario en los balances”.

Economías regionales

Con respecto a este tema el ministro expresó: “hemos logrado la apertura de mercados por certificaciones sanitarias y gestiones que venimos haciendo para conseguir más financiamiento y tecnología, lo que se traduce menos costos para el productor. Así que yo creo que hoy hay problemas, pero no hay conflictos”.

 

 

Dejar respuesta