Según la investigación anual “El campo argentino en números” realizada por FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), a partir de estadísticas del año 2016, en la que se pone en cifras lo que el campo aportó para el desarrollo del país: “en los campos argentinos se produjeron 122 millones de toneladas de los principales granos, entre los que se destaca la producción de soja con 58 millones de toneladas, maíz con 39 millones y trigo con 11 millones de toneladas producidas”, lo que equivale a “4,5 millones de camiones cargados, que si se estacionan uno detrás del otro, podrían dar 2 vueltas a la tierra”.
En cuanto a la producción de carne, el informe dice: “alcanzó un total de 5,2 millones de toneladas, entre la carne vacuna (2,6 millones de tn.), aviar (2 millones de tn.) y porcina (518 mil tn.)”. FADA aclara: “Argentina produce carnes suficientes para un asado de 10.435 millones de personas. ¡Más que el mundo entero!” Además destacan: “el consumo promedio por habitante se incrementó en 5kg, alcanzando 116 Kg. de carne consumida por habitante a lo largo de un año”.
Los números de la producción de leche mostraron una baja del 12%, ya que se produjeron 9.895 millones de litros en total, así como también “la producción de vinos cayó un 30%, con un total de 944 millones de litros producidos”, indicó el informe.
Entre los cultivos industriales, los datos indican que se produjeron 230.923 toneladas de yerba mate (seca). “La producción de yerba mate argentina alcanza para que 34 millones de personas (75% de la población argentina) tomen sus 100 litros de mate al año”, explica FADA.
En cuanto a los biocombustibles, la producción “alcanzó un total de 3.894 millones de litros, distribuidos en 890 millones de litros de bioetanol, 55% a partir de maíz y 45% de caña de azúcar, y 3.004 millones de litros de biodiesel, a base de soja”, detalla.
Empleo privado
Según la investigación realizada por FADA, “1 de cada 6 puestos de trabajo se generan desde las cadenas agroalimentarias. Esto equivale a que el 17% del empleo total nacional (privado)”. Además destacan a las economías regionales como generadoras de empleo: “Sectores como la vitivinicultura, la producción de frutas, hortalizas, legumbres y cultivos industriales generan el 32% de los puestos de trabajo”. Por su parte, “la agricultura extensiva genera el 35% del empleo, conformada por las cadenas de soja, maíz trigo, girasol y otros granos; las cadenas cárnicas generan un 23% del trabajo; y la cadena láctea genera el 9%.
Producto Bruto Interno
A partir de lo analizado, FADA expresa: “El aporte de las cadenas agroalimentarias sobre PBI creció en 1,4 puntos porcentuales”, siendo el sector primario el que presentó un crecimiento en su participación. “Esta participación, que alcanza el 10,4%, refleja que 1 de cada 10 pesos del Producto Bruto Interno lo generan las cadenas agroalimentarias”, aclara.
Exportaciones
“Para el año 2016, las cadenas agroalimentarias aportaron 7 de cada 10 dólares en concepto de ingreso de divisas por exportación, equivalente a USD 38.019 millones, el 66% del total de divisas por exportación”, detalla.
FADA sostiene: “las exportaciones del agro generaron el mayor ingreso de divisas, seguido por el rubro química y minería”.

Dejar respuesta