A pesar de que Rosario diera marcha atrás a la prohibición de glifosato, en Paraná, Entre Ríos, se aprobó un proyecto en el Consejo Municipal de la ciudad que “prohíbe la utilización, comercialización, circulación y aplicación de cualquier tipo de producto químico o biológico de uso agropecuario, destinado a la fumigación o la fertilización que contenga glifosato y agroquímicos derivados, con el objeto de asegurar la protección de la salud humana y el medio ambiente”.
La medida también condena: “la limpieza de todo tipo de maquinarias y equipos utilizados para la aplicación de productos químicos o biológicos de uso agropecuario que contengan glifosato y agroquímicos derivados, como asimismo el tránsito de máquinas de aplicación de dichos productos que no se encuentren descargadas y perfectamente limpias”. Además, inhabilita el descarte o abandono de envases de cualquier tipo químico o biológico de uso agropecuario que contengan tal producto.
La decisión podría contagiar a otras localidades entrerrianas, como Concordia y Gualeguaychú, donde en los últimos días se presentaron similares iniciativas.
En Gualeguaychú, el intendente Martín Piaggio elevó un proyecto de ordenanza que prohíbe, sin excepciones, el uso, aplicación, movimiento, y comercialización de agroquímicos en todo el éjido de la ciudad. A la vez que en Concordia, el concejal radical Esteban Benítez propuso que se prohíba el glifosato.
Nuevamente, y tal como sucedió en Rosario, las entidades de productores y organizaciones agropecuarias detallan que no fueron llamadas al debate y que la sustancia está contemplada en las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), es decir que la clave está en la correcta aplicación de este tipo de fitosanitarios, siguiendo normas indispensables tendientes a resguardar la salud.
A pesar de esto, el glifosato está reconocido como una sustancia potencialmente cancerígena por la Organización Mundial de la Salud. Datos relevados por Medardo Ávila Vázquez, referente de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, dan cuenta de que en Concordia y Gualeguaychú dan la cantidad de casos de cáncer supera el indice promedio de otras localidades.
El ministro de Agroindustria de la Nación y ex titular de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere, dice que “el glifosato no causa ningún daño”. Sin embargo, más de 400 pueblos del interior argentino no creen que eso sea tan así y avanzaron en distintos niveles de protección de las poblaciones, en las que no para de crecer el índice de muertes por cáncer.

 

Dejar respuesta