Desde el 2003, el INTA trabaja en Trelew, provincia de Chubut, para que se desarrolle la producción de vid como una alternativa frutícola diferente a las cerezas.
Belén Pugh, coordinadora del Proyecto Regional de Fruticultura, explicó: “desde 2011 se comenzaron a elaborar vinos en una pequeña bodega instalada en el INTA Trelew”.
Algunas de las variedades más destacadas son Chardonnay, Pinot Noir, Riesling, Merlot, Cabernet Sauvignon y Syrah.
“En la actualidad hay más de cien hectáreas con viñedos y aproximadamente 34 productores vitivinícolas”, cuenta Rosendo Lagos, subsecretario de Agricultura del Ministerio de Producción de esa provincia, al diario Clarín.
Si bien por el momento son pocos los productores que trabajan en esta iniciativa patagónica junto a la institución, Pugh manifiesta su entusiasmo diciendo: “ya hay otros que están por sumarse a esta iniciativa que puede darnos muy buenos resultados debido a que la vid  para vinificación es un cultivo muy noble para este tipo de suelos australes”.
Aquí la nota completa con Belén Pugh e Itatí Jones, extensionistas del INTA, sobre la capacitación de los productores para fomentar la vitivinicultura: 

Dejar respuesta