Según un informe realizado por la Bolsa de Cereales de Córdoba, “las lluvias escasas, que en algunas zonas de la provincia generaron y generan una faltante de agua para los cultivos estivales en desarrollo, propiciaron un ambiente favorable para el avance de las tareas de trilla invernal, logrando un avance del 57% para la principal gramínea de invierno”.
Lo que se traduce en la segunda producción de trigo más alta en los últimos 10 años, con alrededor de 4,15 millones de toneladas cosechadas.
A pesar de esto, la cosecha de este año está cerca del 20% menos que la campaña anterior, y, si se la compara con el promedio histórico (2007/17) para dicho periodo, está un 84% por encima del mismo (2,25 millones de toneladas).
En cuanto a los rendimientos, el relevamiento sostiene: “Los rindes promedio más altos, en secano, se dan en: Unión (48 qq/ha), Marcos Juárez (45 qq/ha), Gral. San Martín (38 qq/ha) y General Roca (36 qq/ha); mientras que bajo riego asciende a valores entre 50 y 55 qq/ha (Departamentos San Alberto y San Javier). Por otro lado, los rendimientos promedio más bajos se ubican en los departamentos del norte provincial, alrededor de los 17 qq/ha, las mermas estarían dadas por las heladas ocurridas durante las primeras etapas del cultivo y la falta de agua durante el periodo crítico”.

Dejar respuesta