Ganadería
El calor causó estragos en los criaderos de la provincia de Córdoba. 2000 pollos y 400 conejos murieron a causa de las temperaturas

Los cortes de luz y el extremo calor complicaron los procesos de enfriamiento de los galpones en donde se crían pollos, conejos y otros animales.

El punto crítico fue hace dos semanas atrás cuando, por ejemplo, en un establecimiento de actividad cunícula de Montecristo -25 kilómetros de la ciudad capital- murieron 400 animales en tan sólo 50 minutos.

Con una temperatura exterior de 42 grados y los cortes de energía, los conejos no toleraron el calor. Son animales que soportan 26 grados como máximo. En verano, al agua que beben se le agrega una sustancia -aprobada por las autoridades sanitarias- para ayudarlos a reducir la temperatura.

“Esta vez no alcanzó nada, en menos de una hora perdimos el 50% de las crías que eran 700 y de las madres, que eran 50. Todavía nos faltan sumar diez hembras para recomponer el equilibrio”, señaló Eduardo Burdisso al diario La Nación.

Dejar respuesta