La sequía que afronta la producción de Argentina obligó al organismo norteamericano a tomar nota y recortar las estimaciones de producción tanto para soja como para maíz. En el caso de la oleaginosa la producción sería de 40 millones de toneladas, mientras que en maíz alcanzaría los 33 millones de toneladas, ambos valores por encima de lo esperado por el mercado ya que la Bolsa de Comercio de Rosario preveía que iba a ser de 38 millones de toneladas la pérdida.
El último informe de oferta y demanda de granos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos disminuyó las proyecciones de producción de soja y maíz a nivel mundial, y aumentó levemente las de trigo.
A nivel local, caerían las exportaciones y el procesamiento del poroto en línea con una disminución en los stocks finales que serían los más bajos de las últimas cuatro campañas.

Dejar respuesta