Con el 94,4% del área cosechada, la Bolsa de Cereales estima una cosecha de 3,32 millones de toneladas de girasol, 100.000 toneladas más que las estimadas por el USDA. El rinde medio nacional alcanza los 20,8 qq/ha. Si se excluye la región del sudoeste bonaerense y sur de La Pampa, el rinde medio alcanza el record nacional de 22,4 qq/ha, superando al anterior de 22,2 qq/ha registrado en 2014/15. 

El informe de la Bolsa de Cereales revela que, pese al atraso en la cosecha en el centro, sudeste y sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, se han obtenido rindes muy superiores a lo esperado en las principales regiones girasoleras. Con pérdidas de 60.000 hectáreas en todo el país y recolectado el 94,4% del área cosechable, se ha alcanzado una producción 3,32 millones de toneladas y un rinde medio de 20,8 qq/ha.
Las pérdidas se concentran principalmente en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, donde con 10.000 hectáreas perdidas y 90% recolectado, los rindes alcanzan apenas 14,7 qq/ha.  Si se excluye esta zona del total nacional, los rendimientos son de 22,4 qq/ha; superiores a los 20,3 obtenidos en la campaña anterior y a los 22,2 del récord de la campaña 2014/15.
La particularidad de esta campaña estuvo marcada por el déficit hídrico, que fue muy importante pero de magnitud irregular. Por ejemplo, fue extremo en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa, donde los rendimientos medios no superaron los 1470 kg/ha. Sin embargo, en otras zonas como el NEA, centro-norte de Sta. Fe, norte de La Pampa, oeste de Buenos Aires y Cuenca del Salado, los rendimientos medios superaron los 2200 kg/ha y en algunos lotes incluso superaron los 3000 kg. Allí la disponibilidad hídrica fue mejor, aunque no necesariamente óptima. Pero la baja humedad relativa y alta radiación contribuyeron a evitar el desarrollo de las llamadas enfermedades de fin de ciclo, manteniendo la planta verde por un tiempo más prolongado, factor que contribuyó a un mejor llenado del grano y, consecuentemente a mejores rendimientos. Este hecho ha sido advertido por el productor quien, en más de un caso, lo considerará al momento de planificar su próximo portafolio de cultivos.

 

 

Dejar respuesta