A partir del esfuerzo conjunto de la cartera agroindustrial, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional y el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.

La misión comercial realizada en San Pablo, Brasil, durante la semana pasada para potenciar el sector frutícola en los mercados internacionales, culminó muy positivamente al concretarse solicitudes de compra para 44 productos argentinos, previstas para los próximos meses, que representan varios millones de dólares.

¨Esta articulación público-privada es la que permite posicionar a los alimentos argentinos en el mundo y continuaremos junto con la Agencia afianzando la presencia de nuestras empresas y en particular de las PyMEs, en los distintos mercados compradores”, comentó el Secretario de Alimentos y Bioeconomía, Andrés Murchison, que encabezó la misión. Y agregó: “También tuvimos oportunidad de visitar el Mercado Central de San Pablo y observar la importante presencia de nuestras frutas de altísima calidad, que nos llena de orgullo”.

Participaron 14 empresas argentinas de las provincias de Neuquén, Río Negro, Misiones, Catamarca, Mendoza, Buenos Aires y Tucumán.

Las oportunidades de negocios se dieron para arándanos, peras, manzanas, uvas frescas y frutos secos. Además, se sumaron los cítricos, tanto las naranjas como las mandarinas. En este último caso, se espera que comiencen a ingresar nuevamente luego de la reapertura en unos 60 días.

La misión sirvió a su vez para fidelizar a los clientes que realizan compras habituales de las frutas argentinas.

Esta actividad se realizó en el marco de la feria APAS, que organizan los supermercadistas de San Pablo. En el pabellón argentino de la muestra, 34 PyMEs provenientes de 13 provincias expusieron productos con valor agregado y diferenciados, con muy buenas perspectivas para fortalecer la presencia del país en el mercado de Brasil. A su vez, luego de la reapertura realizada hace apenas unos meses, estuvieron presentes dos empresas de miel fraccionada para volver a colocar el producto después de 10 años de ausencia.

La feria permitió que algunas empresas lograran avanzar acuerdos con el principal supermercado de Brasil, Pão de Açúcar, luego de varios meses de negociaciones y auditorías. Se espera sumar próximamente nuevos productos con marca argentina a los ya existentes como dulce de leche, cerveza, vinos de distintas provincias, golosinas y frutas.

Se registró un gran interés y contactos avanzados para la venta de jugos de frutas naturales envasados, alimentos orgánicos, dulces, aceite de oliva, vinos, pasas de uva, quesos y panificados, entre los más destacados.

Participaron también la directora Nacional de Alimentos y Bebidas, Mercedes Nimo; el director de Cultivos Intensivos, Juan Machera, el Presidente del Mercado Central de Buenos Aires, Fabián Miguelez y el Agregado Agrícola argentino en Brasil, Javier Dufourquet, dependiente de la Secretaría de Mercados Agroindustriales, además de funcionarios de la Agencia y del Consulado Argentino en San Pablo.

Dejar respuesta