Un equipo de fitooatólogos del INTA advirtió en las últimas horas sobre la aparición de la roya amarilla del trigo diseminada con diferente intensidad en Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Norte de Buenos Aires, donde se presentó casi en forma simultánea.

El agente causal de la plaga es un hongo del tipo biótrofo, y los hospedantes primarios son el trigo pan, trigo candeal y triticale.

El signo típico de esta roya se manifiesta por la presencia en las hojas de pústulas muy pequeñas, de color amarillo limón dispuestas en el sentido de las nervaduras, lo que da un aspecto de distribución lineal.
El área afectada posteriormente se necrosa y también se observa en las espigas, en glumas y aristas: de las royas que afectan al trigo es la única que se propaga más allá del lugar del punto inicial de infección, por esto se la considera de tipo sistémica.

La presencia de roya amarilla origina pérdidas variables en los rindes del cereal y puede afectar hasta el 60% de los cultivares susceptibles.

“Es una enfermedad que afecta de manera agresiva al cultivo”, dijo a Agroargentina.com, Enrique Alberione, especialista del INTA Marcos Juárez.
“Es necesario monitorear los lotes y una vez detectada la enfremedad, aplicar fungicida”.

Escuchá la nota completa:

Dejar respuesta