Se trata de un invento de un papá de la zona del litoral argentino que transformó un triciclo a pedal en una cosechadora a escala, con cabezal maicero y todo. Una réplica casi exacta que por el momento es un prototipo, pero que asombra por la fidelidad del diseño. El ingenio argentino, para cumplir “el sueño del pibe”.

Aquí el video donde se muestra cómo funciona el juguete:

Dejar respuesta