En un comunicado de Coninagro se destacó: “el contexto productivo nacional en los movimientos actuales de precios es lo novedoso de este año, ya que en el verano entró la nueva cosecha de 18,5 millones de toneladas, tres veces las necesidades de la molinería“. “Y se espera un volumen igualmente excepcional para el año que viene”, agregó.
“Como cadena, nos queda mucho para trabajar para que todo ese trigo tenga la calidad necesaria que demandan los mercados, pero estamos yendo en ese camino”, indicó el titular de la entidad, Carlos Iannizzotto.
Y aseguró que el mercado mundial de trigo viene creciendo: tanto la producción, ubicándose en 757 millones de toneladas para la campaña que viene según el USDA, como la demanda. “Esta mayor demanda por mayores consumos de trigo en el mundo pone al trigo en valores superiores a nivel internacional“, siguió.
“Esto, trasladado al escenario local, junto con los movimientos en las tarifas, el costo del financiamiento, el tipo de cambio, y el valor del trabajo y el propio juego de la oferta y demanda interna nos genera el efecto que vemos en el pan”, explicó Iannizzotto.

Dejar respuesta