El departamento económico de Conferedaraciones Rurales Argentinas (CRA) realizó un relevamiento del sector lechero.

Según el informe, la dinámica de los costos internos, siguiendo una curva inflacionaria en ascenso, en el primer semestre cerró con un 16% y proyecta para diciembre un 30%. Se espera que los valores de los insumos y factores de producción se incrementen a un ritmo similar, que condiciona hoy ya no solo la capacidad de reinversión, y con ello la sustentabilidad del sistema, sino el mantenimiento de un tipo de esquema de producción basado en la productividad como la principal arma para tratar de equilibrar el costo medio de producción al precio pagado por la industria.
“En el corto plazo se incrementan los costos de producción en forma conjunta, un 80% se ven afectados por el tipo de cambio real, los costos de alimentación encabezan la suba, ya que el precio pizarra disponible de los cereales y oleaginosas tiene correlación directa con el tipo de cambio”, explican.
Otro de los factores sobre los que se hace énfasis es en el aumento de las tarifas: “La desregulación hizo que, en ciertas escalas de producción, se pasara de tener una incidencia del costo de energía del 2% al 20% compitiendo en algunos casos de igual a igual con la incidencia de la mano de obra en dicho costo de producción.  Además, el incremento del gasoil un insumo principal en el cuadro productivo lleva acumulados aumentos por encima del 20% en lo que va del año”.
“Otro frente es el costo de oportunidad de la tierra, que en una explotación que alquila una parte de la misma, se vuelve totalmente intolerable competir por ingresos con la agricultura, la cual ira absorbiendo los mejores lotes productivos empujando al tambo a aquellos lotes de menor aptitud productiva”, finaliza.

Dejar respuesta