Se importaron 3 millones de toneladas de soja para molienda, debido a la falta de oferta local. Ya que según datos del Ministerio de Agroindustria, restan por negociarse 10 millones de toneladas locales, pero se entiende que el productor que aun retiene el grano no la negociará a no ser que sea necesario o se dé una suba en el precio impulsada por el dólar.
Esta importación generó que el jueves y el viernes de la semana pasada, la oleaginosa cotizara en baja un 6%.
Las compras seguirán en ascenso en los próximos meses y amenazan con profundizar esta baja.

Dejar respuesta