Por Revista Chacra
La producción de maní, para la campaña 2017/18, registra una caída de la producción en caja del 19,3%, respecto al promedio histórico de las últimas 8 campañas. En Córdoba, que representa el 91% del área total, la producción en caja se ubica en una cifra cercana a las 752 mil toneladas, 36% por debajo del año anterior, mientras que la producción de grano es de 485.000 toneladas, 41% inferior a la última campaña.
Tal como informó la Bolsa de Cereales de Córdoba, el cultivo de maní continúa acusando las mayores mermas en producción respecto al ciclo anterior. Con un avance de cosecha del 87%, se estima una reducción del 42% en el rendimiento en caja, con un valor promedio de 23 quintales por hectáreas para la zona maisera que comprende a las provincias de Córdoba (90%) , San Luis (6%) , La Pampa(3%) y Buenos Aires (1%).
La producción total de las 4 provincias involucradas, es de 842.600 toneladas de maní en caja y 5367.400 toneladas de maní en grano. El resultado es inferior a los obtenidos en la campaña 2016/17.
La primera quincena de julio registró un de avance de cosecha cercano al 87%, 13 puntos por debajo a una campaña “normal”, en cuanto a condiciones favorables para la labor, como lo fue la 2014/15, restando de ser trilladas unas 47.000 hectáreas.
Durante el mes de mayo, se complicó la cosecha. Según explicó la Bolsa, dicho mes finalizó con precipitaciones superiores al promedio histórico (hasta 100mm más en algunas zonas), mientras que en junio dio condiciones favorables para la cosecha de maní. La problemática de lluvias a destiempo impactó este año en una demora en la trilla, más allá de lo previsto para un año estable.

Dejar respuesta