La Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó un nuevo informe semanal sobre el estado de los cultivos estacionales y explicaron que “continua la incorporación de lotes de maíz con destino grano comercial en el centro del país. A pesar de los avances relevados, comienza a ponerse en duda la estimación inicial de 5,8 MHa para la campaña 2018/19, producto de los cambios relevados en los derechos de exportación. Se espera que en las próximas semanas se agilicen las labores y se tenga un panorama más claro de la intención de siembra final para el cereal durante el presente ciclo”.
En cuanto al trigo, destacaron que la falta de humedad complica su crecimiento en el norte: “El trigo implantado sobre el NOA, NEA y la provincia de Córdoba transita su ciclo fenológico bajo una condición de humedad deficitaria, la cual se agudizó durante los últimos días como consecuencia de varias semanas sin registro de precipitaciones. En el núcleo productivo de Salta, el cereal implantado en fechas tempranas comenzó a llenar grano y no se descarta la posibilidad de que los cuadros más afectados sean destinados a cobertura. Sin embargo, sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa se registraron precipitaciones que mejoraron el estado de los lotes de trigo y cebada, que continúan transitando etapas de macollaje y principios de encañazón”.
“En paralelo, la siembra de girasol progresó 3,2 puntos porcentuales durante la última semana, logrando implantar más de 700.000 hectáreas a nivel nacional. Los lotes tempranos sembrados en el NEA continúan diferenciando hojas bajo una condición que oscila entre normal y buena. A su vez, el estado hídrico sobre el sur de Buenos Aires y La Pampa mejoró gracias a las últimas lluvias acumuladas, donde las labores de siembra comenzarían en el transcurso de las próximas semanas”, expresaron.

Dejar respuesta