De acuerdo a un relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario, en menos de 30 años, se multiplicó por 12 el consumo de fertilizantes en el campo argentino.
En el 2017 la aplicación alcanzó 3,77 millones de toneladas. Cifra que duplica el consumo del año 2000.
Ahora, en el primer cuatrimestre de 2018, el consumo de fertilizantes creció un 6,3 % en relación al mismo período del año previo.
Es necesario destacar que el 58 % del consumo de fertilizantes se concentra en la producción de trigo y maíz. La soja absorbe el 14 %.

Dejar respuesta