Agroindustria declara el estado de emergencia y/o desastre para las provincias de La Rioja, por efecto del granizo, vientos y fuertes lluvias; Mendoza, por heladas tardías y granizo, y Salta, debido a exceso de precipitaciones.
“Con estas medidas buscamos brindar herramientas a las provincias para que los productores puedan minimizar el impacto de los daños causados por las inclemencias climáticas”, explicó el titular de la cartera agroindustrial, Luis Miguel Etchevehere.
La medida, que abarca a la provincia de La Rioja, corresponde a la resolución 199/2018, y declara el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a partir del 5 de noviembre de 2018 y hasta el 5 de noviembre de 2019, a los productores frutihortícolas, cuyas explotaciones se encuentren en el Departamento Capital, que hayan sido afectadas por los fenómenos de granizo, vientos y lluvia.
Por otro lado, por resolución 201/2018 se declara en la provincia de Mendoza el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a partir del día 2 de octubre de 2018 y hasta el 31 de marzo de 2020 para los productores agrícolas cuyas explotaciones hayan sido afectadas por heladas tardías; y desde el 1° de noviembre de 2018 hasta el 31 de marzo de 2020 para aquellos productores agrícolas cuyas explotaciones hayan sido afectadas por granizo, durante el ciclo productivo 2018/2019, que desarrollan su actividad en las zonas afectadas por dichos fenómenos.
Finalmente, por resolución 200/2018 se declara en la provincia de Salta el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, desde el 1 de octubre de 2018 hasta el 30 de septiembre de 2019, a las explotaciones hortícolas afectadas por el exceso de precipitaciones, que se encuentran ubicadas en la totalidad de la Localidad de Apolinario Saravia y en el Paraje El Tiznao de la Localidad de General Pizarro, ambas pertenecientes al Departamento de Anta.
De esta manera, los productores que cuenten con el correspondiente certificado de emergencia podrán acceder a diferentes beneficios, previstos en la Ley N° 26.509: impositivos, fiscales y/o financieros.

Dejar respuesta