Se ofrece leche de primeras marcas a altos precios y los tamberos cada vez están más en crisis. La industria y el estado, dos eslabones de la cadena que determinan el precio de la leche.

Góndolas con leche de primeras marcas a altos precios. Esa es la imagen con la que se encuentran todos aquellos consumidores que van al supermercado. Y es que la faltante de leche en sachet a precios más accesibles cada vez es más notable.

Marcelo Aimaro, secretario de la Mesa de Productores de la Leche, reconoce que hay una caída de 1.500 millones de litros de leche con respecto al año 2015 y una merma de mil millones de litros en  consumo. Aunque explica que todos los años se da una caída estacional de la producción de la leche, y que en la actualidad se producen 10 mil millones de litros y se consumo 8 mil millones, por lo que no debería escasear leche. “Creemos que esto se atribuye a un tema más comercial, que al faltante de materia prima”. El secretario expresa que “las industrias trasladan la leche, como materia prima, hacia los productos de mayor venta”, que son los productos de primera marca que equivalen a mayores ganancias. “Son los eslabones de la cadena que ponen un gran número sobre el producto en la góndola, el productor solo se lleva el 20%”.

20190319121622_36890463_0_body

Reunión entre la Mesa de Productores de la Leche y el gobierno

La Mesa de Productores de la Leche se reunió con Agroindustria de la Nación para hablar sobre la situación que atraviesa el sector y cada uno de los tambos del país. En encuentro estuvo encabezado por el director Nacional Lácteo, Alejandro Sammartino.

Marcelo Aimaro, secretario de la Mesa de Productores de la Leche, expresó que “la reunión fue deplorable, de las peores reuniones que se han tenido” ya que no se habla de la realidad, ni de la caída de la producción y el consumo, aclara. “Lamentablemente no se avizora ningún tipo de política lechera y dejan todo al libre mercado, lo que significa un: ´sálvese quien pueda´”.

El secretario de los Productores de la Leche explica que cuando se trabaja en una actividad que es perecedera, donde “el productor ordeña la leche y tiene que entregarla todos los días”, el libre mercado hace que el tambero salga perdiendo y otros eslabones de la cadena salgan ganando. Aimero hace énfasis en una política lechera que regule la actividad. “Es como que estamos jugando un partido sin árbitro y sin reglas”.

Tambos511

En la reunión autoridades del Banco Nación ofrecieron créditos, pero los productores reconocen que no tienen rentabilidad como para pagar las tazas. “Te vienen a hablar de créditos cuando no tenemos rentabilidad, tasas que son imposibles que un productor pueda pagar”, asume Aimaro.

Desde la Mesa ya le habían advertido al ex ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, “que las vacas se iban a ir al frigorífico. Y así fue. Se fueron a China como carne, a Rusia para hamburguesas y hoy no están”, expresa con enfado Aimaro sobre las políticas de exportación de carne vacuna del actual gobierno y continúa: “No está el motor que fabrica la leche y esto no se va a revertir fácilmente”.

La entrevista completa con Marcelo Aimaro, secretario de la Mesa de Productores de la Leche: 

Dejar respuesta