Se prevé una de las mejores cosechas de la historia. Se calcula que el campo cosechará unas 132 millones de toneladas de soja, maíz, trigo, sorgo, maní, girasol y cebada. Esto significa que sería 32% superior en relación a la campaña anterior. Pero tan buenas expectactivas se ven opacadas por el deterioro de los caminos rurales que no permiten realizar correctamente la logística de trabajo.

Según David Miazzo, economista, la mayoría de los 400 mil kilómetros de caminos rurales que se encuentran distribuidos a lo largo y ancho del país tienen unos 50 o 60 años de antigüedad. Actualmente, es cinco o seis veces mayor la cantidad de medios que circulan por esas vías, lo que trae como consecuencia que los arreglos se hagan con más frecuencia. “Dicho mantenimiento se realiza, en la mayoría de los casos, con la motoniveladora, reduciendo poco a poco el nivel del camino por debajo de la altura de los campos. Cuando llueve, el agua quede acumulada en los senderos y provoca una destrucción mayor al pasar los camiones cargados con 30 toneladas de producción”.

municipalidad-caminos-rurales-red-vial

Las producciones agrícolas que deben levantarse en cortos lapsos de tiempo son las que se ven perjudicadas por estos caminos difíciles de transitar o intransitables. Los cultivos dependerá de los caminos rurales para llegar a ser una “supercosecha”.

Miazzo expresa que hay muchas soluciones al problema de los caminos, “solo ha hecho falta inversión en infraestructura rural”. “Es difícil que los políticos se dediquen a esto”, ya que “las constantes crisis de Argentina han hecho que dejemos los temas importantes a favor de los más urgentes y visibles”.

La entrevista completa con David Miazzo, economista:

Dejar respuesta