El Senasa decomisó 350 kilos de carne bovina con hueso durante una inspección en uno de los puntos de ingreso a la provincia de Neuquén desde Mendoza. La carne estaba en la caja del vehículo tapada con una lona y arriba tenía un neumático y varillas de madera para sostener la misma.

img-20190609-wa0001

La mercadería era llevada en la caja de una camioneta, que se dirigía hacia Rincón de los Sauces, sin contar con documentación sanitaria y faltando a los requerimientos indispensables de higiene y salubridad.

Los 350 kilogramos de carne bovina con hueso fueron decomisados y destruidos al frente del infractor.

Dejar respuesta