Se está produciendo en Argentina una rotación de cultivos gracias a los buenos precios que tienen los granos de maíz y trigo. La soja sufre la disminución de intención de siembra.

Se estima que de producción de trigo va a ser récord esta campaña 2019/20. Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se sembrarán casi 7 millones de hectáreas y se espera una producción total de más de 21 millones de toneladas de trigo, lo que significaría la campaña más grande de la historia argentina, con un rinde promedio de casi 33 qq/ha.

Vale aclarar que la última gran siembra fue hace 18 años en la campaña  2001/02, donde se sembraron también 7 millones de hectáreas pero se produjo 15 millones de toneladas. El rinde nacional fue de 22 qq/ha. La limitante tecnológica imponía un techo de 24 quintales a nivel país en aquel entonces. Pero actualmente, el promedio de los últimos 5 años marca un rinde promedio nacional de casi 32 qq/ha, lo que superaría los 21 millones de toneladas.

maxresdefault-2

Si se produce esta cantidad de toneladas de trigo, las exportaciones de este cereal también podrían batir récords. Se podría vender 14 millones de toneladas, es decir un 40% más que el promedio de estos últimos 5 años. También se proyecta un leve incremento en el uso de grano para molienda y balanceados. Lo que permitiría un avance de las exportaciones de harina de trigo a volúmenes cercanos a 700 mil toneladas. Entonces: el complejo de trigo facilitaría un ingreso de divisas de US$ 3 mil millones para el año comercial que va de diciembre 2019 a noviembre 2020.

Debido al aumento de la intensión de siembra de trigo para esta campaña y la estimación de que se sembrará un 10% más de maíz temprano respecto al año pasado en el ciclo 2019/20, dan cuenta de que habrá un récord de rotaciones de cultivos en zona núcleo, ya que por primera vez en más de 10 años se asemeja la producción de soja y la de gramíneas (conformada por los cultivos de maíz y trigo).

Si comparamos la campaña 2014/15 en la región núcleo (comprendido por parte de Santa Fe, norte de Buenos Aires y sur de Córdoba), por cada lote de trigo o maíz se sembraba 4,6 lotes de soja. En cambio, en la última campaña de 2018/19 fue diferente, ya que solo se sembró 2,1 hectáreas de soja por lote de trigo o maíz.

siembra-maiz

Volver a rotar el suelo es una gran noticia ya que es una práctica que permite:

  • Producir de manera sustentable para controlar las malezas
  • Evitar el desarrollo de enfermedades
  • El aumento de los rastrojos hace que disminuya el escurrimiento del agua
  • Bajan las napas debido a que para crecer, la planta extrae el agua del suelo.

Avance de la siembra de trigo

De las casi 7 millones de hectáreas que se proyectan sembrar con trigo para esta campaña fina 2019/20, ya se lleva trabajada el 20%.

Los mayores avances de implantación se dan en el noroeste argentino (Jujuy, Salta, Tucuman, Catamarca y Santiago del Estero), la provincia de Córdoba y parte de Santa Fe (lleva sembrado el 35%, cuando el año pasado era el 50%).

Trigo1

En estas regiones, las condiciones climáticas han mejorado porque han cesado las lluvias, permitiendo así la recuperación del piso en lotes y caminos.

Mientras que en algunas zonas del sur del área triguera se requiere la llegada de lluvias para afianzar la implantación, entre el centro y el norte las reservas de humedad resultan algo excesivas a la fecha. Aunque los registros de precipitaciones durante esta semana fueron menores a los 10 mm, la alta humedad ambiental impide que los suelos se oreen.

Aquí el análisis sobre la producción de trigo y la rotación de suelos de la periodista agropecuaria Georgina Caffaratti:

Dejar respuesta