Un equipo del INTA de San Juan realizaron un un dispositivo que facilita la recolección de las uvas y reduce el esfuerzo físico del trabajador. La innovación está dirigida a pequeños y medianos productores y no requiere tractores para su funcionamiento.

La cosecha de uvas comunes es una actividad que requiere mano de obra intensiva. Si bien existe maquinaria para la cosecha, es una tecnología que no está difundida entre los pequeños productores de la región.

En San Juan, el 86% de los viñedos tienen menos de 15 hectáreas y el sistema de conducción más difundido es el parral (casi el 90% de los establecimientos). Con este sistema se obtienen mayores rendimientos de uva por unidad de superficie, pero limita la incorporación de maquinaria para la cosecha.

El INTA trabaja en el desarrollo de una innovación en la vitivinicultura de San Juan que propone la implementación de modelos de cosecha asistida. “Esto implica reemplazar parte de las tareas que realiza el cosechador mediante la mecanización del acarreo y la carga de la uva al camión, reduciendo el esfuerzo físico necesario”, señaló Emiliano Dibella, especialista del Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (IPAF) de la región Cuyo. Se trata de un “Banco Mecánico” para la cosecha asistida de la vid.

Si bien existen artefactos desarrollados y difundidos para la cosecha asistida, su implementación masiva requiere la disponibilidad de tractores.

Nicolas Serafini, integrante del equipo del IPAF Cuyo del INTA dice: “Nuestro objetivo es la inclusión de los viñateros más pequeños, debido a que la actual oferta de maquinarias presenta dificultades para ser incorporadas en sus fincas”.

De acuerdo con Dibella, este desarrollo permite reemplazar el tradicional banco de cosecha (escalera que usan los cosecheros para subir con los canastos llenos de uva hasta la altura del camión y descargar la fruta adentro) y reduce aproximadamente un 10% los tiempos de acarreo. “Además, disminuye los riesgos de accidentes de trabajo y mejora la productividad de la mano de obra, a la vez que alivia la tarea de los cosechadores”, destacó.

El prototipo es fácilmente trasladable de finca en finca y se puede utilizar con cualquier tipo de camión.

maquina_uva_placa_baja

¿Cómo funciona el Banco Mecánico?

El carro elevador y volcador de uvas permite subir de manera vertical la fruta hasta tres metros de altura y, luego volcarla mediante un contenedor de carga de acero revestido de lona, con una capacidad de 250 a 350 kilogramos.

Integrado por un chasis de acero estructural y construido con perfiles normalizados, está montado sobre un eje con ruedas y posee un sistema de suspensión que permite el traslado. Sobre el chasis se montan las columnas de elevación (articuladas para facilitar el traslado).

El contenedor es levantado por las columnas de elevación mediante un sistema de poleas y cables de acero con un carretel tipo malacate, que obtiene su fuerza motriz de un motor a explosión de 6,5 hp.

Dejar respuesta