Según María Fernández Benetti, abogada integrante de “Basta en basta” (una  Coordinadora de Organizaciones Ambientalistas por una Vida sin Agrotóxicos en Entre Ríos), expresó que las personas que estaban el día miércoles al costado de la ruta donde está el túnel subfluvial que conecta Paraná con Santa Fe reclamando derogar el decreto que prohíbe aplicar fitosanitarios en Entre Ríos no responden al pequeño productor, sino a aquellos pocos que son propietarios o arriendan casi el total de las tierras de la provincia.

Autoridades-y-vecinos-se-reunieron-para-debatir-sobre-el-uso-de-agrotóxicos

“Hay una desaparición enorme en los últimos 15 años del pequeño productor entrerriano, así como también de diversas actividades como el tambo, producción porcina, hortícola, ganada. Todo eso fue desplazado por este boom del monocultivo”, explica Fernández Benetti.

Es importante recordar que la Justicia de la provincia aprobó el decreto que prohíbe aplicar fitosanitarios en forma terrestre a menos de 1.000 metros de las escuelas rurales y a 3.000 desde el aire.

o_1489486529

Ante el pedido de derogación del decreto por parte de la Mesa de Enlace de Entre Ríos y Coninagro, sumado a la manifestación del miércoles 10 de julio, “Según lo que anunciaron los medios entrerrianos, ya estaría definido la letra del nuevo decreto que dejaría sin vigencia el resguardo judicial que se había obtenido”, cuenta con desazón la abogada y subraya que en el expediente que se presentó ante la Justicia, se ha probado el daño genético en niños que viven en las zonas rurales en el departamento Uruguay en Entre Ríos, donde se realizó el estudio. “Se probó que 9 de cada 10 niños rurales ya presentan daño genético, y es reversible, por lo que pensamos que el Estado debe hacer una intervención inmediata para proteger a estos niños y niñas”, detalla.

 

 

 

Dejar respuesta