8 de noviembre de 2019

El nuevo reporte del USDA presentó una producción y stocks de maíz y de soja en Estados Unidos por encima de lo esperado por el mercado. En el caso del maíz en particular, si bien la producción fue recortada en tres millones de toneladas, los privados esperaban una merma mayor. Sin embargo, todavía quedan unas semanas para completar la cosecha de ambos cultivos, por lo que complicaciones climáticas podrían generar ajustes en las variables.

De acuerdo con el último dato disponible del USDA, el avance de la cosecha estadounidense de soja a la fecha es del 75% contra el 87% promedio para los últimos cincos años. Más allá de este retraso, en las últimas semanas las labores de recolección han tomado un mayor ritmo. Acercándose al final de la cosecha 2019/20, el organismo norteamericano mantiene la producción en 96,6 millones de toneladas, 1 millón de toneladas por encima de lo que esperaba el mercado. Respecto a la proyección de stocks finales, los mismos alcanzarían los 12,9 millones de toneladas, 400.000 toneladas más que el reporte previo y 1,2 millones de toneladas por encima del mercado (11,8 millones de toneladas).

Para la nueva campaña, la producción mundial sería de 336,6 millones de toneladas, reflejando una caída respecto al reporte de octubre de 2,4 millones de toneladas. En cuanto a las existencias del ciclo 2019/20, se proyectan en 95,4 millones de toneladas, cuando el mercado esperaba 95,3 millones de toneladas.

La producción 2018/19 en Brasil y Argentina cerraría con valores de 117 y 55,5 millones de toneladas respectivamente.

Con la cosecha entrando en su tramo final en los Estados Unidos y problemas climáticos que hicieron que las tareas fueran más lentas del normal, el nuevo reporte del USDA estima una producción de maíz para el país del norte en 347 millones de toneladas, por encima de lo esperado por los privados. De acuerdo con el último dato disponible, la cosecha de maíz en Estados Unidos presenta un avance del 52% contra el 75% del promedio de las últimas cinco campañas. En las próximas semanas a medida que el clima lo permita es de esperar que las labores tomen mayor velocidad y se vayan completando. Con relación a los stocks finales, fueron estimados en 48,5 millones de toneladas, lo cual representa 2,8 millones de toneladas más que el mercado (45,7 millones de toneladas).

A nivel mundial, se proyecta una producción de 1.102,2 millones de toneladas, 1,8 millones de toneladas menos que el reporte anterior y stocks finales de 296 millones de toneladas. Este último dato es 4,3 millones de toneladas más baja que lo esperado por los operadores (300,3 millones de toneladas)

La producción en Brasil y Argentina para la campaña 2018/19 cerraría con valores de 101 y 51 millones de toneladas respectivamente. En relación con las exportaciones, serían récord para ambos países, y se ubicarían en 36 millones de toneladas para Argentina y 41 millones de toneladas para Brasil.

Dejar respuesta