2 de diciembre de 2019
Por Marcos Snyder, ingeniero agrónomo y especialista en lechería
Por Marcos Snyder, ingeniero agrónomo y especialista en lechería

En el siguiente gráfico se resume la dinámica de la oferta y demanda del mercado lácteo argentino en los últimos 36 meses. En ella se puede observar lo que ocurre entre la oferta y demanda de leche y la tendencia que el mercado ostenta.

evolucic3b3n-del-mercado-lc3a1cteo-en-argentina-con-produccic3b3n

El análisis arranca en noviembre de 2016. Hasta marzo de 2017 constituye una muestra del período pierde-pierde que abarcó los 19 meses previos al inicio de éste convenio donde el precio pagado por la materia prima (línea azul) no cubría los valores necesarios para cubrir costos de producción de la materia prima (línea punteada) y excedían también los valores posibles de abonar por la leche (línea roja para la Mega y Gran Industria y amarilla para las Medianas y Pequeñas industrias lácteas). A partir de abril 2017 y hasta septiembre de 2017, el sistema generó valores netos positivos. Pero a partir de enero 2018 los costos de producir leche copiaron la evolución de la inflación mientras el precio percibido por el productor como también los valores de referencia industriales perdieron poder de compra acumulando saldos negativos hasta marzo 2019, mes a partir del cual, y después de 16 meses, la cadena comenzó a acumular saldo positivo.

Para octubre de 2019 el precio de la leche al productor cayó en su poder de compra luego de 6 meses consecutivos de suba, donde en moneda constante los meses de junio y julio 2019 llegaron a 18,53 y 18,55 $/lt respectivamente. En plena primavera la demanda (la industria Grande con un poder de compra superior a lo que paga, y las PyMES se encuentran complicadas) está quieta observando la evolución de la producción (línea gris), el consumo interno y los negocios de exportación en medio de la incertidumbre con respecto a la política exterior que pueda traer la nueva administración.

Dejar respuesta