30 de enero de 2020

Una empresa desarrolló un material, a base de minerales naturales que permite estabilizar los caminos rurales o corrales de animales. Este invento hace que no se forme barro cuando llueve, ni guadal en periodos de clima seco.

Pablo Belenky, quien es gerente de la empresa y uno de los que lanzó el proyecto a finales de julio de este año, explicó a Agroargentina que estos materiales minerales (principalmente clinca y cal) son amigables con el ambiente ya que pueden estar en contacto con animales o plantas. “Nosotros recomendamos el producto para colocarlo en corrales de feedlot o en tambos, también en caminos rurales”, cuenta.

La tecnología está dirigida a los suelos de las provincias de la región pampeana extendida, la cual incluye las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, San Luis, La Pampa y Santiago del Estero. En estas zonas solo se coloca una dosis pequeña del producto ligante. “Se recomienda aplicar un 7%. Es decir que vas a tener 93% de suelo natural y 7% de ligante hidráulico”.

agroactiva-Agrovial-678x381

Ahora bien, “si el suelo tiene materia orgánica, es decir, tierra negra, residuos vegetales o animales, hay que subir un poco el porcentaje para que la materia orgánica reciba la acción de los minerales”.

Belenky explica que este producto provoca una estabilización del suelo, “generando una capa impermeable sobre el camino, que impide que se levante polvo o guadal y tampoco permite la penetración del agua en la superficie”. Desde la empresa recomiendan que se traten 20 cm de espesor, lo que va a impedir que se forme barro, huellas o voladura del polvo.

El gran beneficio es que “No va a hacer falta pasar una maquina cada vez que llueve, ya que si se forman irregularidades en la superficie del camino, solo hay que pelarlo 2 cm, cada 1, 2 o 3 años”. Esto significaría dejar de pasar la máquina cada vez que llueve, y pasarla en promedio cada 2 años para reconstituir la estructura superficial del camino.

“Una dosificación del 7% para un espesor de 20 cm significa que hay que colocar una bolsa por cada dos metros cuadrados. El costo de una bolsa de Agrovial está entre $350 y $400”, aclara.

La vida útil es entre 6 y 10 años, “dependiendo del tránsito que tenga el camino. Si está expuesto a inundaciones recurrentes se reduce la vida útil”, afirma Belenky y continúa: “Una vez que pasaron los años, hay que repetir el procedimiento, pero, como ya fue tratado el camino, hay que colocar un porcentaje menor del producto”.

Nota completa con Pablo Belenky:

¿Cómo es el procedimiento?

Belenky explica que el procedimiento puede ser realizado por una empresa constructora o por el propio productor que predispone de la maquinaria mínima para colocarlo.

“Se necesita una moniveladora (champion), se abre el camino y se colocan las bolsas de Agrovial, se mezcla el material con una rastra disco o arado hasta que esté homogéneo. Después hay que darle la humedad óptima con un tanque regador, luego se le pasa un rodillo pata de cabra hasta compactar el camino”, detalla y agrega que, una vez terminado el procedimiento, “el camino ya puede ser abierto al tránsito liviano, porque para el tránsito pesado hay que esperar una semana hasta que el camino tome fuerza. Durante esa semana hay que hacer el curado del camino, regándolo una vez por día”.

En cuanto a la canalización del agua, Pablo Belenky aclara: “Toda estabilización de suelos, y particularmente la que se realiza con Agrovial, genera una capa impermeable sobre el camino, que impide la penetración del agua en la superficie en la cual ruedan los vehículos. El agua debe ser canalizada hacia las cunetas, y la absorción del agua va a ser derivada por éstas hacia los cursos de agua naturales”.

Es por esto, que es importante prever un proyecto hidráulico, es decir, “tener en cuenta que cuando llueva, el agua pueda escurrir naturalmente por sus cuencas. No tiene por qué generarse ningún tipo de inundación, ni afectar el normal escurrimiento de las aguas”.

El lanzamiento de Agrovial

Su presentación comercial fue en junio en la Agroactiva 2019. Fue creado para adaptarse a suelos característicos de la región pampeana.

“Para los suelos del litoral, que son arcillosos, vamos a tener a partir del 2020 otro ligante hidráulico apto para atender ese tipo de suelos, por lo tanto habrá que esperar unos pocos meses más hasta que tengamos el producto disponible”, sostuvo.

Dejar respuesta