7 de febrero de 2020

Jorge Torelli, vicepresidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), explica que el mercado argentino de carnes había tenido un impulso muy grande a findes del año, ya que, debido a la peste porcina africana que redujo a la mitad el stock porcino en China, el país asiático decidió importar mayor cantidad de carne, no solo de cerdo, sino también vacuna.

Es importante aclarar que, del total de exportaciones de carne bovina argentina, casi el 80% se vende a China. “El 72% de las exportaciones argentinas de carne van a China. Y otra parte, llamada Zona Gris a Hong Kong y Vietnam”, detalla Torelli.

240088aa9018447a30ed6baf2b2f3e9a0ae15e93w-focus-min0.01-0.55-400-333

Teniendo en cuenta que la mayoría de las exportaciones se dirigen a un solo país, la noticia del Coronavirus cayó como balde de agua fría a los productores ganaderos. “Muchos ya veníamos advirtiendo que no era buena idea depender de China, ya que podría ocurrir algo que afectara la comercialización”, determinó, explicando que se habían adelantado a lo que ahora está sucediendo con el virus.

Las causas por las cuales el Coronavirus impacta en los mercados de la carne son diversas pero en su mayoría se relacionan con el consumo.

Principalmente, explica Torelli, por el Año Nuevo Chino se contaba con un gran stock de carne que no se ha consumido. “Hay muchos stocks que no se han podido mover dentro de China por la baja del consumo”, por lo que importarán menor cantidad de carne. A esto se le suma que el consumo está reducido en las familias chinas, ya que la salida a las calles está más restringida por medidas de seguridad. Por supuesto, esto impacta en una disminución de los precios a nivel internacional por la falta de demanda.

1-carne-1

Por otro lado, el vicepresidente del IPCVA aclara que se había comenzado a comercializar cortes premium, es decir de alta calidad, los cuales iban destinados a hoteles y restaurantes de lujo en China. “Debido a la prohibición del gobierno de dejar entrar extranjeros al país, se reducirá el consumo en dichos lugares lujosos y por lo tanto, China reducirá también la importación de estas carnes”, argumenta Torelli.

“Muchos frigoríficos han adelantado vacaciones o reducido su nivel productivo hasta un 50% esperando ver cómo se resuelve esta situación particular”, esclarece y afirma: “En China está todo revuelto, sin saber hasta cuándo va a durar esta crisis”.

Nota completa con Jorge Torelli, vicepresidente de IPCVA:

Dejar respuesta