18 de febrero de 2020

El maní es producido mayoritariamente en la provincia de Córdoba. Con el objetivo de potenciar la industria del maní, científicos del Conicet en Córdoba investigaron cómo prolongar la vida útil del maní envasado.

En este trabajo emplearon un recubrimiento basado en una harina que se elabora a partir de un subproducto de la industria del maní. Los especialistas señalaron que hasta ahora ese elemento servía solo para alimentar a los animales.

Cabe destacar que en la actualidad para cumplir con este objetivo se utilizan envases sintéticos con baja permeabilidad al oxígeno y además se envasa al vacío.

“Demostramos que las coberturas comestibles a base de harina de maní son una alternativa natural, amigable con el medio ambiente y de bajo costo para prolongar la estabilidad de los granos de maní y así disminuir el uso de materiales sintéticos”, afirmó la primera autora del estudio, María Paula Martín becaria posdoctoral del CONICET.

“Otra ventaja es que el recubrimiento a base de harina aplicado sobre maní tostado disminuye la contaminación cruzada por distintos alérgenos en las líneas de producción durante el procesado”, destacó Martín.

Los investigadores afirmaron que ya existen industrias interesadas en aplicar esta estrategia.

Dejar respuesta