5 de mayo de 2020

Sostienen que el cultivo de trigo es el que mejor soporta la crisis internacional por el coronavirus.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires destacó que habría un nuevo incremento en la superficie de la fina en Argentina.

Entre trigo y cebada se sembrarían 7,75 millones de hectáreas en el ciclo 2020/21, contra 7,60 millones del año pasado y 5,40 millones de la campaña 2015/16.

Según la entidad porteña, se implantarían 200 mil hectáreas más trigo en la nueva campaña, lo que lleva la superficie a 6,8 millones de hectáreas. Esto iría acompañado de una caída en el área de cebada, que caería por debajo del millón de hectáreas.

“Sería un nuevo récord de producción en trigo”, destacó Esteban Copati, Jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales. Se estima que la producción de trigo podría alcanzar 21 millones de toneladas y, en el caso de la cebada, la cosecha podría ser de 3,75 millones de toneladas.

Al coronavirus se suma la guerra comercial y la peste porcina africana, son todos factores que impactan sobre las cotizaciones globales de los commodities. También se adiciona el impacto de la presión impositiva, especialmente de los derechos de exportación. “El cultivo de trigo es el que mejor soporta la crisis internacional”, explicó.

El aporte económico de la campaña fina sería el siguiente, en millones de US$ contra el ciclo anterior:

 •Valor bruto 10.770 (+6,5%)

 •Recaudación de 1.200 (+25%)

 •Valor Agregado 4.200 (+13%)

 •Exportaciones 3.635 (+9%)

Esta mayor producción está relacionada con los precios del cereal, que lograron mantenerse en la caída global por el coronavirus frente a la demanda de productos esenciales que se mantiene.

“Nuevamente el planteo trigo-soja de segunda se muestra como el más competitivo en cuanto a márgenes”, comentó el economista Juan Pablo Gianatiempo.

Además, Gianatiempo remarcó que la relación insumo producto es la mejor de las últimas 4 campañas por la caída en el precio de algunos insumos claves para la producción.

Dejar respuesta