11 de mayo de 2020
Fuente: La Política Online

Las retenciones en un 30% y el desdoblamiento cambiario con una brecha en torno al 70% (entre el oficial y el blue) está generando una situación inédita: los productores de soja de Uruguay, Brasil y Paraguay ganan más del doble respecto a los argentinos.

En nuestro país, los productores de soja cobran actualmente en la zona de Rosario (Up River) un valor que se ubica cerca de los $ 14.000 por tonelada que, transformados al precio del dólar paralelo ($ 122), equivalen a unos 120 dólares, tal como adelantó LPO.

Para tener una idea, en el resto de los países del Mercosur -donde no hay derechos de exportación y rige un tipo de cambio único-, los productores de soja cobran unos u$s 300 en Uruguay, alrededor de u$s 285 en Brasil y cerca de u$s 270 en Paraguay.

Esta situación, lógicamente, resta competitividad a los productores de soja argentinos respecto a los países vecinos que se ubican, también, entre los máximos productores y exportadores de soja del mundo (con China y el resto de Asia como principales clientes).

Uno de los que empezó a alertar esto fue el ex ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere. A través de su cuenta de Twitter, el entrerriano dijo que “el productor argentino recibe la mitad de precio por su soja que sus competidores”.

Para el dirigente macrista y ex presidente de la Sociedad Rural, “el desdoblamiento cambiario en bienes exportables como la soja no es sostenible. Hacen falta más de dos dólares agropecuarios para comprar uno de verdad. A la larga bajará la producción”.

“La ideología causa daños concretos. Habrá menos producción, menos divisas y menos empleo”, indicó Etchevehere. “Con tipo de cambio unificado se logró récord de producción”, agregó (en referencia a las 147 millones de toneladas del ciclo 2018/19).

Un aspecto no menor es que la devaluación de un 25% del real en lo que va del año -instrumentada por Bolsonaro- hizo que los productores de soja de Brasil accedan a un precio récord en el marco de una cosecha proyectada en 125 millones de toneladas.

En Paraguay, por su parte, se esperan alrededor de 10 millones de toneladas de soja, al tiempo que en Uruguay se prevén unas 2,5 millones de toneladas (en este país vecino se arrendaron 124.000 hectáreas con destino a la producción agrícola).

La soja en el Mercado de Chicago (CBOT) cerró el viernes pasado a u$s 312 por tonelada (que es el precio pleno que cobra un productor estadounidense). En el Mercado a Término (MATBA) la posición mayo cotizó, en tanto, a u$s 214 por tonelada.

Según el último Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), a la fecha se cosechó alrededor de un 78% del área de soja en todo el país con una producción total prevista en unas 49,5 millones de toneladas.

En este contexto, no son pocos los analistas de mercados que anticipan que posiblemente en la próxima campaña 2020/21 se incremente el interés de productores argentinos por sembrar y producir soja en Brasil, Uruguay o Paraguay.

Dejar respuesta