12 de mayo de 2020

El Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral en Rosario realizó una encuesta a 400 productores y descubrieron que los productores han decidido postergar inversiones y restringir algunos gastos.

Esto se debe a que 3 de cada 4 productores esperan tener resultados económicos peores de los esperados debido a la baja en los precios internacionales y los derechos de exportación incrementados por el gobierno actual.

En este sentido, el ánimo del campo según el relevamiento sigue en baja: “La crisis del COVID-19 parece haber hecho cambiar de planes a los productores, ya que el 64% plantea postergación de inversiones y restricción de gastos, en tanto 28% sugiere que las decisiones de inversión y gasto no se verán afectadas”, dice el informe.

Sólo un 9% de los productores ve una oportunidad en medio de la pandemia y, dentro de estas oportunidades, 28% identifica ventajas crediticias, 25% promociones en insumos y 31% otras oportunidades de negocios.

“El 58% de los productores piensa que están peor financieramente, y sólo 27% de los productores considera que es un buen momento para realizar inversiones”.

Es importante destacar que, durante la cuarentena, el 22% de los productores tuvo dificultades para conseguir maquinaria y contratistas y un 15% indicó que no les dejaron enviar carga a puerto desde su zona.

Con respecto a las ventas, el 28% de los productores indica que deberán vender más del 80% de su producción de granos antes de julio, a fin de cubrir sus compromisos de cosecha.

Sólo un 12% plantea hacer inversiones en capital físico. El 56% de los productores planea usar el excedente de producción para comprar insumos, en tanto que un 30% manifiesta que lo almacenará sin precio fijo.

 

Dejar respuesta