26 de mayo de 2020

De acuerdo al informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, la bajante del Paraná se profundizó de forma sustancial en la última semana, llegando a 8 cm este jueves en el hidrómetro ubicado en Rosario, el nivel más bajo desde diciembre de 1971.

El calado máximo permitido en las terminales de Rosario – San Lorenzo – Timbúes ya se encuentra en torno a los 29 pies (contra un calado “habitual” alrededor de 34’), lo que hace que los operadores deban disminuir la cantidad de carga en los buques.

La bajante les está costando a los operadores la posibilidad de cargar unas 10.000 toneladas por cada buque que sale del Gran Rosario.

rio-parana-bajante

El miércoles pasado, el buque MV MSXT ARTEMIS, operado por la compañía ADM, sufrió una varadura, situación que perdura hasta la fecha a pesar de los intentos para zafarlo con la asistencia de remolcadores. Esto generó la paralización de actividades en los muelles de la Unidad 6 de Rosario (concesionada a Servicios Portuarios), donde se procedió a dar de baja todos los cupos de descarga de camiones con fecha al día jueves, a la espera de solucionar el inconveniente. Esto aportó más complicaciones a la logística de entrega en plena cosecha de la gruesa.

El Instituto Nacional del Agua y el Servicio Meteorológico Nacional prevén un panorama desfavorable para la navegación fluvial por la falta de precipitaciones: “En el trimestre considerado, mayo-junio-julio, no se registrarían lluvias significativas en las áreas de respuesta más rápida, como la cuenca del río Iguazú, la cuenca no regulada del río Paraná en Brasil y la cuenca misionero-paraguaya del Paraná. Por lo tanto, la recuperación fluvial deberá esperar a la segunda mitad del invierno, en principio con baja probabilidad de una recuperación sensible”.

1 Comentario

Dejar respuesta