29 de mayo de 2020

El avance de aire frío sobre la porción central del país generará inestabilidad. También se esperan heladas generalizadas e intensas durante el domingo, lunes y martes.

De acuerdo al informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, se esperan lluvias entre sábado y lunes en la región núcleo. También podría haber heladas generalizadas e intensas entre domingo y martes.

Si bien el periodo iniciará con tiempo estable, escasa nubosidad, viento norte y ascenso de las marcas térmicas, durante el fin de semana se espera un cambio significativo de las condiciones. El avance de aire frío sobre la porción central del país generará inestabilidad, con la probabilidad de lluvias y chaparrones de débil a moderada intensidad. Se extenderán entre el sábado y lunes, con fenómenos aislados. Entre el martes y el miércoles las condiciones volverán a estabilizarse sobre toda la región núcleo.

Las temperaturas también presentarán gran variabilidad: de valores relativamente elevados para la época del año pasarán a temperaturas muy bajas. Se esperan heladas generalizadas e intensas durante el domingo, lunes y martes. Serán, sin dudas, los días más fríos de los próximos siete. Hacia el final del periodo de pronóstico, se espera otro progresivo ascenso de los registros térmicos.

La circulación del viento también será muy variable. Comenzará siendo del sector norte con leve intensidad. Pero, llegando al fin de semana, la circulación rotará al sector sur, promoviendo el avance de la masa de aire frío. Y esto fomentará las condiciones de tiempo inestable de forma generalizada. Este viento, además, aumentará significativamente su intensidad, presentando ráfagas importantes. Luego, volverá a disminuir su velocidad y comenzará a rotar al sector oeste. Finalmente el viento será desde el norte, ayudando a la lenta recuperación de las temperaturas.

La cobertura nubosa, en principio será escasa, con cielo mayormente despejado. Pero a medida que avancen los días, la nubosidad se irá incrementando de manera significativa, hasta llegar al fin de semana, cuando el cielo permanecerá cubierto, con la probabilidad de lluvias y chaparrones. Posteriormente, con la estabilidad de las condiciones, la nubosidad comenzará a disminuir en toda la región núcleo. Por último, se destaca la humedad en las capas bajas de la atmósfera, que se comportará igual que la nubosidad, con un aumento progresivo hasta el fin de semana y luego, con la entrada de aire frío, una fuerte disminución, en toda la franja central del país, hasta el final del período de pronóstico.

Dejar respuesta