5 de junio de 2020

La Sociedad Rural Argentina se expresó en contra de los montículos de tierra o piedras que fueron colocados en diferentes caminos de tierra para evitar la circulación durante la cuarentena.

En la reunión de esta semana de la Mesa Nacional de Caminos Rurales, los participantes expresaron su preocupación y hubo coincidencia acerca de que la decisión de varios municipios y provincias de realizar este tipo de bloqueos es absolutamente inadecuada.

Esto se debe a que, por un lado,  generan inconvenientes y hasta la imposibilidad de la libre circulación de personas, garantizada por la Constitución Nacional, cuando un número importante de ellas deben trasladarse por necesidades de atención médica o de salud, entre otros motivos. Muchas de estas localidades exigen, además, sus propios permisos habilitantes, generando dificultades al transporte de bienes y servicios.

Estos obstáculos han producido accidentes viales, que incluso provocaron la pérdida de vidas humanas. Sin ir más lejos, la semana pasada se produjo un accidente en la Ruta 1, en el límite entre San Luis y Córdoba, que produjo la muerte de una persona. Otro ejemplo es el ocurrido en la ciudad de Junín, Buenos Aires, a causa de un montículo ubicado en Avenida República, a la altura de la Escuela 4. El montículo había sido colocado por el propio municipio, que lo retiró al día siguiente del accidente.

“El miedo y el intento de proteger a las diferentes poblaciones del país de esta pandemia, que está generando pérdidas humanas en todo el mundo, son comprensibles. Sin embargo, esta protección debe tener en cuenta varios aspectos, incluyendo el hecho de que, a raíz del confinamiento, personas que viven y trabajan en ámbitos suburbanos o rurales deben recorrer varias decenas de kilómetros extras y que, muchas veces, al intentar superar los mencionados obstáculos, se producen accidentes con desenlaces fatales”, expresó la Sociedad Rural Argentina.

Dejar respuesta