11 de junio de 2020

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, ratificó que no está en duda la intervención por 60 días a la cerealera Vicentin “mientras se discuten los términos de la expropiación”.

“La producción agropecuaria es estratégica por el ingreso de divisas para resolver la restricción exterior: si no entran dólares hay que tomar deuda y eso llevó a una tremenda crisis a partir de las políticas de los últimos cuatro años”, remarcó Basterra en declaraciones a radio El Destape.

El ministro consideró relevante la necesidad de preservar una empresa que opera casi 10% del comercio exterior de granos. Insistió en la importancia de que Vicentin “quede en manos argentinas, ante el riesgo concreto de que la empresa se venda a precio de quiebra y la altísima chance de que la Argentina pierda una compañía de relevancia económica y simbólica”.

Basterra aseguró que la decisión del Gobierno busca preservar las fuentes de trabajo dentro del capital nacional, mientras YPF “va a dar garantía de una gestión eficiente, como mostró en los hidrocarburos y la provisión de insumos agropecuarios”.

El funcionario aclaró luego que la soberanía alimentaria, “Se trata del derecho de los pueblos a garantizar la alimentación de sus ciudadanos con las pautas culturales y las necesidades de salud de un derecho humano esencial”.

El ministro puso como ejemplo el caso del trigo, del que se producen 19,5 millones de toneladas y se destinan 7 millones al mercado interno.

Detalló Basterra: “a partir de un acuerdo consensuado con las empresas molineras y exportadoras se ha autoregulado la exportación, para garantizar la harina que se demanda para consumo interno y los envíos al principal mercado, que es Brasil”.

Fuente: Télam

Dejar respuesta