17 de junio de 2020

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, mantuvo reuniones con representantes de Agricultores Federados Argentinos (AFA), la Federación de Cooperativas Federadas (FECOFE) y de los sindicatos aceiteros, para escuchar y acercar propuestas superadoras para rescatar la empresa Vicentin .

“El gobierno de Santa Fe está buscando alternativas, por eso recibió a las cooperativas, con las que Vicentin tiene deudas por cerca de 10 mil millones de pesos. La provincia tiene una fuerte tradición en cooperativismo, pero es un caso muy complejo: las cooperativas no quieren que los dueños de la empresa participen del rescate”, analizó una fuente santafesina.

Gabriel Delgado, el designado interventor, está buscando la “alternativa superadora” que prometió escuchar el presidente Alberto Fernández. Ganar la confianza de productores, acopiadores y corredores será la carta clave para que la iniciativa sea aceptada por el presidente. Parte de ella se consigue logrando la adhesión de las grandes cooperativas.

Gabriel Delgado, el designado interventor
Gabriel Delgado, el designado interventor

Según aseguraron, Delgado viene sosteniendo una frenética agenda de reuniones virtuales con cada un de las entidades vinculadas al sector. Desde la Bolsa de Comercio hasta los gremios aceiteros, pasando por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), principal acreedor comercial de la agroexportadora. Delgado quiere presentar un plan concreto que deje contento a los productores.

Las reuniones tuvieron lugar poco después de una importante caravana desde la sede central de Vicentin, en Avellaneda, hacia los tribunales de Reconquista en rechazo a su intervención y posible expropiación. Una movida que convocó para el sábado próximo, a las 16, a un banderazo en el cruce de las rutas 11 y 31.

En tanto, el juez en lo Civil y Comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, quien lleva adelante el concurso de acreedores de la empresa Vicentin, avaló la intervención de la firma.

El intendente de la localidad santafesina de Avellaneda, Dionisio Scarpin, manifestó su oposición a la decisión del Gobierno nacional de expropiar Vicentin. Sin embargo, señaló que la empresa debería “rendir cuentas” en la justicia si eso fuera necesario.

Scarpin sostuvo que la crisis desatada en Vicentin se desencadenó a mediados de agosto del año pasado, tras la derrota sufrida por el por entonces presidente Mauricio Macri en las elecciones primarias.

 

Dejar respuesta