23 de junio de 2020

Desde Paraguay, las langostas llegaron a Corrientes y en Córdoba ya están tomando las medidas de protección para evitar la propagación.

La manga de langostas que ingresó, en primera instancia el 21 de mayo pasado desde Paraguay a Formosa, ya amenaza a los productores de Corrientes quienes ya están en alerta para evitar grandes pérdidas en plantaciones cítricas, hortícolas y temen que se dirijan a la zona de yerba y té. Según Héctor Medina, jefe del programa de Control de Langostas y Tucuras del Senasa, en Corrientes desde hace 73 años no se presentaba un grupo de langostas de esta magnitud.

“Estamos en alerta por las plantaciones de yerba, los monitoreadores están pendiente para ver para dónde se dirigen. Si van hacia Virasoro, San Carlos o la zona de los yerbales, a cualquiera de las zonas que crucen estamos complicados. Había expectativas de que crucen las fronteras o se vuelvan al río”, dijo Norberto Mortola, secretario de Agricultura de Corrientes.

“Si llegan a Juan Pujol o Mocoretá, donde hay mucho citrus, arándanos, limones y mandarinas también estamos complicados al igual que en la zona de las hortalizas de los campos que son zonas productivas por excelencia”, resaltó.

En Santa Fe, donde llegó el pasado miércoles, afectó campos de trigo y avena de pequeños productores.

Gentileza Senasa Santa Fe
Gentileza Senasa Santa Fe
Gentileza Senasa Santa Fe
Gentileza Senasa Santa Fe
Gentileza Senasa Santa Fe
Gentileza Senasa Santa Fe

Los especialistas creen que, si se dan las condiciones climáticas previstas hasta ahora, el grupo de insectos, que cubre aproximadamente 10 kilómetros a la redonda, podría pasar a Entre Ríos, emigrar hacia Uruguay o Brasil. Todo depende de la cuestión climática de las próximas horas, sobre todo el viento, aclararon. Una manga de langostas de 10 kilómetros cuadrados equivale a 350.000 personas comiendo.

“Los daños en la provincia de Formosa no fueron tan relevantes. Pero si afectó fuertemente a pequeños productores de cultivos de maíz, mandioca y caña de azúcar”, dijo Medina.

Funcionarios y técnicos de organismos nacionales y provinciales de Córdoba activaron la alerta y comenzaron a articular acciones de seguimiento y monitoreo en caso de que necesiten activar el protocolo para combatir una manga de langostas

Según destacan los especialistas, las condiciones de alta temperatura, con precipitaciones de viento y húmeda son las propicias para que la plaga multiplique su población.

Si bien el especialista resaltó que la langosta es una plaga rural, a veces avanza sobre las zonas urbanas. No obstante, aclaró que “no causa ningún daño directo al ser humano, ya que se alimenta de vegetales y no hay riesgo para la salud de las personas”.

Dejar respuesta