7 de agosto de 2020

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), si el área no recibe 30 a 50 milímetros de agua, el trigo comenzará a perder potencial de rinde, se estima un de un 20 a un 30% menos si no llueve antes de fines de agosto, incluso en lotes bien rotados y fertilizados.

Según el reporte, a pesar de que el cultivo de trigo mantuvo su condición y que el efecto de mayor rotación se nota, es imprescindible el regreso de las lluvias. En el resto de los cuadros, la humedad presente alcanza para que el cultivo resista 15 días más sin perder rinde.

“Otra semana más sin agua en la región, pero además se suma el efecto de temperaturas muy altas y atípicas: las máximas oscilaron entre 30 y 34ºC en la región núcleo. Si bien la mayor parte de los trigos de la región se encuentran en macollaje, hay lotes, como en los alrededores de Cañada de Gómez, que se adelantaron y comienzan a encañar por las elevadas temperaturas”, señalaron desde GEA.

“En Córdoba, en Monte Maíz, advirtieron que hay un 10 a 15% que está muy comprometido por la seca. Si no llueve antes de fin de agosto van a cambiar de cultivo”, añadieron los profesionales de la BCR.

Dejar respuesta