19 de agosto de 2020

“La actividad privada debe ser el motor de la economía, y una generadora de oportunidades. Y el campo será el impulsor de la economía. Se ha entendido la necesidad de la estabilidad que propiamente el sector agroalimentario en Argentina, y en otros países del mundo, genera hacia la economía. Por ese motivo hay una necesidad de que siga funcionando este gran complejo económico”, argumentó el presidente de la Sociedad Rural Argentina.

Argentina requiere más que nunca del campo, principal generador de divisas del país, que hoy necesita ponerse en marcha. Hemos podido demostrar al mundo que podemos ser proveedores de alimentos confiables, ecológica y socialmente producidos, porque seguimos funcionando en el medio adversidades como la pandemia”, aseguró Pelegrina y agregó: “El flujo de comercio exterior ha sido bastante normal y la mirada del mundo está atenta a Argentina y a la región”.

Por otro lado, proyectando a futuro, explicó: “Una de las características de la pospandemia será sintonizar más activamente con los consumidores, tenemos que pensar nuestras empresas y las cadenas de producción sobre la mirada de los consumidores para buscar su fidelización. La tecnología y la digitalización serán claves para aportar el mayor crecimiento en el volumen de las producciones. Allí hay una enorme cantidad de cuestiones a tener en cuenta para trabajar: seguros, comercialización, blockchain, big data, internet de las cosas, robótica, sensores, etc. Nos entusiasma ver todo lo que tenemos por delante en ese sentido”.

 

Dejar respuesta