7 de septiembre de 2020

Desde CARTEZ (Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona, que nuclea a Asociaciones de Productores y Sociedades Rurales de Córdoba, La Rioja, Catamarca y sur de San Luis) expresaron su profunda preocupación por las “restricciones impuestas por el gobierno de San Luis son un claro ejemplo de cómo se avasallan los derechos, que exceden al sector agropecuario –cuya actividad fue declarada esencial- porque los productores no tienen acceso a sus campos, pero tampoco los ciudadanos de los pueblos limítrofes pueden trasladarse a sus puestos de trabajo, concurrir a centros médicos para continuar sus tratamientos o asistir a familiares enfermos”, ni siquiera los bomberos pueden cruzar la frontera para ayudar a apagar incendios.

Se observa que las prioridades de la gente son reactivar la economía (recuperar empresas y comercios que cerraron por la pandemia), terminar con el desempleo, el hambre, la indigencia y la inseguridad.

“Los países más desarrollados marcan un rumbo para la reactivación en la economía post-pandemia: rebaja de impuestos, subsidios a la producción y a los sectores más castigados, créditos a tasa cero o muy accesibles, entre otras medidas de promoción”, expresan y siguen: “Al revés del mundo y de espaldas a la gente, nuestros gobernantes están ocupados en generar nuevos impuestos en un país récord en la materia, que tiene alrededor de 170 tributaciones distintas, al tiempo que se restringe al sector productivo el acceso a líneas especiales de crédito. Siempre con la misma receta que desalienta la producción y el progreso, cercenando los recursos de quienes apuestan y trabajan por el país, y minando la posibilidad de generar empleo”.

“Mientras tanto, la política sigue sin brindar señales a la gente, manteniendo un Estado elefanteásico, un gasto público exorbitante, sueldos “intocables” y hasta obscenos para el ciudadano de a pie y brindando escandalosos espectáculos como la reciente sesión de la Cámara de Diputados”, afirman desde CARTEZ y finalizan diciendo: “Señores dirigentes, señores políticos ¡Basta! Es hora de gobernar de cara a la gente”.

Dejar respuesta