14 de septiembre de 2020

La sequía, fuertes vientos y negligencia de la gente hicieron que los incendios en Córdoba quemaran casi 30 mil hectáreas, afectando a 249 productores. De acuerdo con el informe del INTA Manfredi, 127 productores son del departamento de Ischilín, 64 a Punilla, 20 a Colón y 38 productores que hasta el momento no se logró identificar su ubicación precisa.

Los incendios dejaron como saldo 5 mil cabezas de ganado bovino afectadas y 500 cabezas menores en su mayoría cabras y aves. Y en lo que respecta al sector apícolas, los registros detallaron que se perdieron 137 colmenas.

Los animales que sobrevivieron permanecieron en la zona, trasladándose solo a espacios resguardados. Por su parte, desde el Estado se les brindó alimentación ya que su alimento natural fue consumido por el fuego.

Dejar respuesta