15 de septiembre de 2020

Así lo afirmó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en un informe sobre la campaña gruesa de la campaña 2020/21. Los trabajos comenzaron en algunos lotes de maíz en Entre Ríos y Santa Fe, impulsada por las importantes lluvias que se registraron la semana pasada en la franja central del área agrícola.

De esta manera, la combinación de precipitaciones, que aportaron humedad a los suelos después de una intensa sequía, y mejores precios internacionales, le dieron un nuevo impulso a la intención de siembra del cereal a nivel nacional. Se prevé que se cultiven 7 millones de hectáreas, 3% menos que la campaña anterior.

Sembrando maíz en Arteaga, Santa Fe
Sembrando maíz en Arteaga, Santa Fe

En este sentido, desde la entidad bursátil rosarina, indicaron que “la tendencia a sumar más maíz puede fortalecerse, pero, para eso, el comportamiento de las lluvias será fundamental. Es por eso, que las precipitaciones de septiembre serán decisivas para concretar las siembras tempranas”. En base a esto, los especialistas de la BCR aseguraron que esta campaña arrancará con peores reservas de agua que en el ciclo anterior, a excepción de Buenos Aires.

Se calculan que la producción total de este ciclo será de 48 millones de toneladas de maíz.

Sembrando maíz en el norte de Entre Ríos.
Sembrando maíz en el norte de Entre Ríos.

Dejar respuesta