22 de septiembre de 2020

Comenzó la primavera y con ella pareciera ser que renacen no solo los nuevos brotes verdes y las flores, sino también las esperanzas de que llegue el agua al sur de Córdoba. Donde, por cierto, hace desde finales de abril que no llueve, es decir, cinco meses de sequía.

Se prevé que para esta semana, el clima se tornará inestable, estará nublado, y se generarían las condiciones para que ocurran algunas precipitaciones. De acuerdo a los pronósticos vigentes, las lluvias serían escasas, de menos de 10 mm, con algunos focos con valores moderados.

En general, las mañanas y las noches tendrán ambiente fresco a frío, con tardes más agradables y viento del sector norte. Las marcas térmicas estarán entre los 7° de mínima y los 28° de máxima.

 

Dejar respuesta