27 de octubre de 2020

En momentos de elevadas tensiones cambiarias, la campaña agrícola 2020/21 será crucial para la economía argentina, tanto por el ingreso de divisas que generará a través de las exportaciones, como así también por el movimiento industrial y económico que impulsa, sobre todo, en el interior del país.

Si bien se estima una caída en la siembra y en la producción total en relación a la campaña anterior, en un clima más seco que el normal por el fenómeno climático de La Niña, la suba sostenida de los precios internacionales hace prever que el valor total de la cosecha se acerque a los valores de la cosecha 19/20.

“Si bien faltan varios meses hasta que se complete la siembra, se coseche y salgan al mercado los principales productos agrícolas de la nueva cosecha, la buena noticia es que la suba de precios internacionales observada en las últimas semanas, tanto en los mercados de disponible como de futuros, podría compensar pérdidas de producción asociadas a eventos de sequía de intensidad leve y hasta moderada, y de esa manera posibilitar que el valor de la próxima cosecha supere al de aquella que está actualmente completando su ciclo comercial” destacó el informe realizado por el economista Juan Manuel Garzón.

Valor de la cosecha 20/21

De esta forma, el peor escenario resultaría de una mezcla entre una caída en los rindes de 15% con precios al nivel de 2019/20. Este combo arrojaría un valor de cosecha de US$ 28.865 millones, aunque si esos precios se mantienen los precios actuales, ese valor asciende a US$ 33.048 millones y si mejoran entre un 5% y 15% trepa a US$ 36.353 millones.

Ahora bien, si la pérdida de rendimiento se ubicara en un 5% y se mantienen los precios actuales estaríamos hablando de un valor de cosecha de US$ 36.359 millones, que, con una suba de los mismos, ese total ascendería a US$ 39.995 millones. En un escenario de rindes tendenciales, conjugado con una mejora en los precios el valor podría posicionarse en US$ 41.815 millones. Sin embargo, desde IERAL ven con una mayor posibilidad de concretarse un valor que fluctúe entre los US$ 33.000 y los US$ 39.000 millones.

Dejar respuesta