19 de noviembre de 2020

El miércoles, en un momento de la rueda de negocios del mercado de referencia de Chicago, los precios se ubicaron en los niveles más altos de los últimos 6 años.

Más allá de esto, los valores están muy lejos del récord de 2012, cuando superó los 650 dólares la tonelada.

Son varios los factores que inciden en las subas, pero entre los principales está la mayor demanda de China, cuyas compras de soja crecieron más de un 40% en octubre pasado, y los problemas climáticos en varias zonas productivas de Brasil y la Argentina, por la falta de precipitaciones.

Lo cierto es que ante este contexto internacional de buenos precios para la soja y los cereales, los productores aseguran que no pueden aprovecharlo ya que sufren el impacto de las retenciones y del desdoblamiento cambiario.

Hasta el momento se ha sembrado un 20% del área de soja proyectada en 17,2 millones de hectáreas en todo el país.

Dejar respuesta